Ley de cookies Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver más

Noticias

Las 8 razones principales por las que fracasan las innovaciones en la educación
Las 8 razones principales por las que fracasan las innovaciones en la educación

El mundo está buscando cómo mejorar los logros de los estudiantes, pero sólo algunos tienen éxito. Puede que no exista una solución única para todos, pero definitivamente hay algunas características comunes que no ayudan a buscar una calidad mejor a través de la implementación de soluciones innovadoras. Estos factores no son exclusivos de la educación. Ocurren en diferentes sectores, pero la forma final que adoptan difiere de un país a otro, de un sector a otro. Si podemos identificar y abordar las interferencias, aumentarán notablemente las posibilidades de éxito. Aquí está nuestro top 8.

1. Subestimar o sobreestimar la preparación de las escuelas para el cambio

La educación es una cuestión compleja en la que intervienen diversas partes interesadas y los cambios llevan tiempo. Es importante evaluar y entender claramente hasta qué punto una escuela está preparada para implementar uno u otro cambio. Y esta no es una decisión que deba basarse en el sentimiento subjetivo de una sola persona.

Hay que derivar o adoptar algún tipo de criterio que permita evaluar a los centros educativos, como por ejemplo, personas, fondos, tiempo, infraestructura, experiencia, etc. En dicha evaluación deben participar, además, personas de la comunidad que representen a las diferentes partes interesadas ya que este ejercicio permitirá comprender mejor la situación actual.

Una vez hecho esto, se puede iniciar la fase de planificación y plantear objetivos adecuados que no deberán ser ni demasiado ambiciosos ni demasiado fáciles.

2. Falta de implicación de la dirección

En los centros educativos, así como en otras organizaciones, el éxito depende en gran medida de la estrategia que adopte la dirección. Los resultados del estudio PISA (OCDE) muestran que la orientación unánime de los directores hacia los resultados del aprendizaje en cada clase, el liderazgo y la adaptación creativa de nuevas prácticas de aprendizaje conducen a la mejora de los logros.

Finlandia, que ocupa el primer lugar en la clasificación de aprendizaje, también destaca la importancia del director de escuela para mejorar los resultados del aprendizaje. "Sin duda, una organización puede lograr grandes resultados cuando el liderazgo es pionero: piensa estratégicamente, siempre busca la cooperación posible, que el equipo se vuelva más inteligente. Lo mismo ocurre en los centros educativos, donde es aún más importante que los líderes no se pierdan en las tareas rutinarias y los problemas diarios", afirma el director del Consejo del Foro de Economía del Conocimiento, Mindaugas Glodas.

3. No tener un plan

Sin estrategia, la ejecución no tiene sentido y sin estrategia de ejecución es inútil. El liderazgo escolar tiende a subestimar la importancia de tener un plan bien escrito, concreto y acordado con las personas responsables, recursos necesarios, plazos e indicadores. Aunque parezca que se enfatiza suficientemente esto, la realidad es que es una de las razones más comunes de fracaso, cuando hablamos de la implementación de cambios en las escuelas. ¡Y es fácil de resolver!

4. El enfoque ascendente triunfa frente a la co-creación

Las mejores ideas no vienen de "arriba", sino de aquellos que realmente trabajan con niños: los conocen bien y trabajan para ellos. Un director de escuela debe reunir a un equipo competente y dejar que se desenvuelva, asuma la responsabilidad y tome decisiones. Si no, se puede tener a los individuos más brillantes en el centro educativo pero no podrán hacer nada.

5. Sin apoyo o con muy poco apoyo del profesorado

"La gente determina los cambios; por lo tanto, hay que invertir en ellos. Hagamos que crezca nuestra gente; si apoyamos su aprendizaje a través de diferentes medios, podremos ser superiores ", comenta el director general de "Thermo Fisher Scientific Baltics", Algimantas Markauskas.

Los cambios innovadores traen algunos problemas y tratan de sustituir los viejos hábitos. En esta situación, podría ser necesario un nuevo conjunto de competencias, por lo que es crucial encontrar la manera correcta de apoyar esta transición. Si esto no es convicente, solo hay que recordar la historia siguiente: La primera persona afirma: "No veremos todos los beneficios de esta innovación si nuestra gente no aprende a utilizarla con eficacia". La segunda persona pregunta: "¿Y si invertimos en nuestra gente y ellos se van?" Primeras respuestas: "¿Y si no invertimos en nuestra gente y ellos se quedan?".

6. El sistema no fomenta nuevos comportamientos

Es importante acordar el objetivo final con toda la comunidad escolar, pero no hay que dejar de lado la implementación de estos acuerdos.
Se habla de integración de diferentes temas, pero el plan de aprendizaje no está adaptado para ello. Se habla de cooperación, pero nunca se invierte tiempo en aprender a hacerlo eficazmente. Se habla de enseñanza y aprendizaje de competencias generales, pero todo lo que se mide es información basada en hechos.
La máxima "Se obtiene lo que se mide" es más cierta de lo que se cree, por lo que hay que adaptar bien los incentivos.

7. Demasiado enfoque en la "novedad"

Lo nuevo no siempre es lo mejor. Y centrarse en la novedad puede hacer que olvidemos la mejora real del proceso de aprendizaje y de la experiencia de los estudiantes. La innovación, por otra parte, no se trata ante todo de "novedad", sino de "valor". Hay que centrarse más en el valor añadido que en la novedad.

8. Pensar que el éxito debe llegar de inmediato

Hemos oído muchas historias de éxito que caen como un relámpago desde el cielo despejado. Vemos a mucha gente que instantáneamente - después de una solución innovadora o después de una sola idea - se convierten en estrellas globales, nuevos profetas predicando que no hay nada imposible, en multimillonarios. Pero esto es sólo un lado de la historia. Lo que tendemos a pasar por alto y lo que los medios de comunicación a veces no subrayan lo suficiente es cuánto trabajo duro, cuánto fracaso hubo en la creación de esas soluciones innovadoras.

No hay un atajo fácil hacia el éxito. Si hubiera uno, estaría abarrotado. Abrazar la innovación significa abrazar la cultura del aprendizaje y la mejora continua para cada miembro de la comunidad y para la solución que se está también implementando.

Debemos encontrar respuestas y soluciones por nuestra cuenta, pero siempre es bueno obtener algún tipo de apoyo (¡más aún cuando es gratis!). Podríamos tener justo lo que se necesita para comenzar el viaje. Más información: http://steamedu.eu/.

 

El proyecto sySTEAM - enfoque sistemático para la implementación de la educación STEAM en las escuelas (2017-1-LT01-KA201-035288) está cofinanciado por el Programa Erasmus+ de la Unión Europea. El proyecto es ejecutado por Virolai E.M.S.A., Kiviõli I High School, Vilnius Žemynos Gymnasium, Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación, Sihtasutus Omanäolise Kooli Arenduskeskus, Foro de Economía del Conocimiento.

 

 

 

 

15 de mayo de 2019
Barcelona